Curvas de glucosa en perros y gatos diabéticos

Las curvas de glucosa sanguínea son herramientas útiles en la estabilización y control de los animales diabéticos. Brindan una valoración precisa sobre la cual basar los cambios en el tratamiento con insulina y son vitales para investigar animales diabéticos inestables. Entre otras cosas, ayudan a mostrar la eficacia de la insulina y las concentraciones máxima y mínima de glucosa y cuándo se producen. Son una herramienta ideal para diferenciar los problemas de corta duración de acción del efecto Somogyi. Ver Problemas.

Protocolo para obtener curvas seriadas de glucosa

  • Hospitalizar el animal
  • Seguir el regimen normal del dueño de la mascota. Esto incluye las inyecciones de insulina, tamaño, tipo y horario de las comidas y rutina de ejercicio.
  • Tomar una muestra de sangre antes de la inyección de insulina.
  • Administrar la insulina
  • Tomar una muestra de sangre cada 2 (a 4) horas por 24 horas, si fuera posible, o al menos hasta que la concentración de glucosa haya superado nuevamente el umbral renal. Si se sospecha efecto Somogyi y se dificulta su identificación, pueden ser necesarias muestras de sangre más frecuentes (por ejemplo cada hora). Tenga cuidado de no tomar demasiadas muestras grandes de sangre en perros pequeños y gatos. Se miden las concentraciones de glucosa en sangre y se trazan en relación al tiempo para obtener una curva de glucosa sanguínea.

Planilla para trazar una curva de glucosa sanguínea

La planilla de más abajo le permite trazar y observar fácilmente una curva de glucosa sanguínea (en mmol/L). El gráfico está en la segunda página del archivo y aparece como un trazado de puntos de forma que sea más difícil que el efecto Somogyi pueda ser pasado por alto. También encontrará una tabla de conversion para mg/dL y g/L.

Planilla para curvas seriadas de glucosa (mmol/L

Interpretando las curvas de glucosa sanguínea

El propósito del tratamiento es aliviar los signos clínicos de la diabetes mellitus. Para lograrlo, las concentraciones de glucosa sanguínea deben mantenerse debajo del umbral renal y se debe evitar la hipoglucemia. Por lo tanto, el objetivo es mantener las concentraciones de glucosa sanguínea aproximadamente entre:

5 y 10-12 mmol/L (90 y 180-216 mg/dL) en perros
5 y 14-16 mmol/L (90 y 252-288 mg/dL) en gatos

durante la mayor parte del intervalo entre inyecciones de insulina.

La duración de la acción de la insulina se mide desde el momento de la inyección de insulina, siguiendo la caída en la concentración de glucosa hasta el momento en que la concentración de glucosa sanguínea supera el umbral renal.

El cambio o fluctuación en la concentración de glucosa sanguínea es la diferencia entre la medición más alta y más baja en cualquier período de 24 horas.

Para considerar efectivo un tratamiento con Caninsulin una sola vez al día en el perro, la duración de la acción de la insulina debe ser de al menos 20 horas.

Para considerar efectivo un tratamiento con Caninsulin dos veces al día, la duración de la acción de la insulina debe ser de alrededor de 8-12 horas luego de cada inyección de insulina.

Ejemplos de curvas de glucosa sanguínea

“Recuerde que el estrés puede afectar la glucosa sanguínea (las concentraciones determinadas en casa probablemente serán diferente).”